• 55.69.61.04.73
  • info@crediconsulting.com
  • Edo. de México
Tecnología
Vishing: Qué es y cómo evitarlo

Vishing: Qué es y cómo evitarlo

Sabemos que la seguridad es un aspecto esencial que está intentando mejorar la banca actual todos los días, pero los ciberdelincuentes siguen haciendo un uso indebido de la tecnología. 

Además, aprovechan la aceptación que tienen las comunicaciones informáticas y aplican técnicas basadas en la ingeniería social para suplantar tu identidad y poder robarte tu dinero.

El vishing es una forma de engaño que utilizan los delincuentes para obtener los datos de tu tarjeta de manera fraudulenta.

El término vishing proviene de la unión de los vocablos ingleses voice y phishing. Esta práctica no es más que una variante de phishing o robo de identidad, pero haciendo uso del teléfono. 

En el caso del vishing, los ladrones aprovechan las líneas de teléfono convencionales y algunos servicios básicos digitales. Para su ejecución, se emplea la tecnología de voz IP o voz automatizada. A través de esta vía, el delincuente logra confundir a su víctima, haciéndole creer que se está comunicando directamente con su institución financiera.

El principal objetivo del vishing es obtener, mediante una llamada telefónica, tus datos financieros. El modo de operar es el siguiente:

  1. El cibercriminal programa un sistema de marcado automático.
  2. Cuando alguien contesta a una de estas llamadas, se le informa de que su tarjeta está siendo usada y se ofrece un número de contacto para solucionar una anomalía detectada en relación al uso de la misma.
  3. Una vez el usuario llama a dicho número, se le solicitan todos los datos de su tarjeta, entre ellos los 16 dígitos que componen su numeración, la fecha de expiración y la clave personal.
  4. Una vez aportada esta información, el delincuente puede suplantar la identidad de su víctima, usando la información recolectada para su beneficio personal.

En cuestión de minutos, los delincuentes suplantan tu identidad, gastaron todo tu dinero en compras y dejaron tus cuentas en ceros. 

Así, te dejan con una deuda bastante grande y el proceso de investigación con las autoridades y con el banco es muy complejo, porque tú, de manera voluntaria, brindaste toda tu información y no es fácil ofrecer pruebas de que fuiste víctima de los delincuentes.

De acuerdo con el Banco de México (Banxico), nuestro país es el segundo de América Latina donde más ocurren este tipo de delitos y el octavo a nivel mundial.  

Además, según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), informó que entre 2019 y 2020, se detectaron 174 instituciones suplantadas. 

Asimismo, las pérdidas económicas que ocasionó el fraude cibernético en el 2020 se estima que alcanzó la cifra de 16 mil millones de pesos, además, se analiza que este tipo de fraudes pudo haberse incrementado un 50% en comparación con el 2019 debido a la pandemia de COVID-19 volviéndose uno de los fraudes más comunes en México.

Para las autoridades el vishing es mucho más grave de lo que se cree, pues los delincuentes usan diferentes métodos para debilitar la confianza de una persona, lo que hace mucho más fácil que puedan obtener dinero, información confidencial e importante que pone a la víctima en un gran peligro, porque sus datos pueden ser utilizados para realizar otro delito más adelante. 

Existen diferentes acciones que te permitirán evitar este tipo de fraudes, entre ellas se encuentran las siguientes:

  1. No proporciones ningún tipo de información personal a ninguna persona que solicite tus datos privados en una llamada telefónica. Cuelga inmediatamente y comunícate con tu institución financiera, a las líneas oficiales de atención al cliente, para informar y consultar que todo esté bien con tu cuenta. Por más que te digan que tu dinero está siendo robado, por nada del mundo realices llamadas a otros números que no sean los teléfonos oficiales de las entidades financieras o bancos.
  1. Ante la recepción de una notificación de alerta, debes ponerte en contacto con tu entidad financiera a través de sus teléfonos oficiales de atención al cliente. Procura no hacer uso de números enviados mediante mensajes de texto, correos electrónicos o aportados en llamadas telefónicas.
  1. Tampoco proporciones ningún tipo de información de familiares o amigos, ni por mensajes de texto, correo electrónico o llamadas. De ninguna manera comuniques tus claves, PIN, contraseñas, nombres completos, número de identificación.
  1. Considera que los bancos, los operadores y demás instituciones financieras no solicitan por medio de correos electrónicos o mensajes de texto la verificación de cuentas ni la aportación de los datos asociados a estas.
  1. Si tienes duda de que el mensaje pueda ser verdadero, mejor ingresa a la página web de la institución, escribe la dirección oficial directamente en la barra de tu navegador, por ningún motivo uses los links que te puedan enviar por correo electrónico, pueden ser sitios web creados por los delincuentes. 

Finalmente, en la actualidad, el vishing se encuentra como una de las técnicas de fraude más ingeniosas para conseguir hacerse con tu identidad bancaria. En estos casos resulta esencial estar alerta y saber identificar un suceso extraño. 

Ante la sospecha de que estás siendo objeto de este tipo de estafa, debes hacer siempre la denuncia correspondiente. Asimismo, es esencial que tengas presente que en una llamada telefónica no se debe proporcionar información personal ni financiera a terceros. Las instituciones financieras no usan esta vía para consultar dichos datos. 

¿Quieres aprender más del tema? Asiste con nosotros en LGC Real Estate School y recibe un entrenamiento. Ven a nuestros seminarios, llámanos 55 53636140 o visitanos en FB https://es-la.facebook.com/LGCRealEstateSchool/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *