• 55.69.61.04.73
  • info@crediconsulting.com
  • Edo. de México
Inmueble
Cómo crear una vivienda más sustentable

Cómo crear una vivienda más sustentable

Estamos en momentos en los que hay que repensar la forma de vida y redirigirla en favor de la ecología y el respeto por el medio ambiente. 

Ser ecológico no solo es un deber social sino una necesidad colectiva para mitigar el cambio climático y evitar al máximo el deterioro de nuestro planeta. 

Reciclar es parte de lo que suma, porque preserva los recursos naturales, disminuye la contaminación, ahorra energía y dinero. 

Es importante preguntarse qué podemos hacer nosotros a nivel individual y familiar desde nuestras casas para ayudar a evitar el deterioro de los recursos naturales y la contaminación global.  

De primera mano, considerar que tener una vivienda sustentable y reciclar pasa inevitablemente por hacer un cambio de hábitos y adquirir nuevas rutinas, aunque sean menos cómodas. 

En seguida te mencionamos varios consejos útiles que puedes aplicar en cada espacio de tu vivienda y así convertir tu casa en un hogar sustentable.

  • De inicio, ahorra luz al pintar las paredes de tu casa de un color que te ofrezca luminosidad. Blanco en todas sus variantes, color avena o color hueso. 
  • Aísla la casa para que no entre más frío o calor del necesario. Utiliza un aislante adecuado que, además de hacerte un hogar acogedor contribuye al aislamiento.

Tú cocina, ese lugar donde se nutre la familia

Es la parte de la casa que se puede explotar más a este nivel. Crea una cocina preparada para el reciclaje. 

Esto significa tener espacio para utilizar botes de basura de cada tipo: para los desechos orgánicos, desechables, vidrio, plástico y papel.

Los electrodomésticos son aparatos contaminantes que consumen bastante   energía. 

De entrada, puedes evitar comprar aparatos que sabes que no vas a utilizar o vas a utilizar poco. 

Si tienes que comprar busca los que ofrecen eficiencia energética porque consumen hasta un 70% menos de energía respecto a los de clase A. 

Plantéate seriamente si necesitas microondas. En caso afirmativo, evita descongelar las cosas allí. Planifica tu dieta y haz que los alimentos se descongelen de manera natural unas horas antes de prepararlos.

Te recomendamos tener una olla a presión, esta te ahorra tiempo, dinero y energía.

Si cocinas en el horno, evita abrirlo y cerrarlo constantemente, recuerda que cada vez que lo haces se pierde mucho calor y por lo tanto se consume más energía porque baja la temperatura unos grados y luego tiene que volver a recuperarla.

El baño, lugar para la limpieza personal

Lo importante en este espacio es controlar el consumo desmesurado de agua. Está claro que cuanto menos gastes menos pagas.  

La regadera. Evita bañarte con el agua muy caliente, no es sano ni es ecológico, 35 grados está bien. 

De hecho, los dermatólogos recomiendan bañarse con agua tibia llegando a fría y cuando te bañes o te laves los dientes, cierra la llave del agua mientras te enjabonas o te cepillas. ¡Simple pero efectivo!

Dormitorios, para los momentos de completo descanso

Son zonas de descanso. Busca techos altos y evita la luz artificial. Deben estar situados en la parte de la casa más expuesta a la luz natural. 

En lo posible intenta que tengan ventanas grandes o incluso balcón y aprovecha al máximo la energía del sol. Los pocos puntos de luz artificial que generes que sean con luz cálida. 

Comedor, lugar de reunión familiar

De preferencia que tenga un gran ventanal o terraza. Añade varios puntos de luz artificial cálida con focos de bajo consumo o fluorescentes LED. 

No son económicos, pero duran hasta 8 veces más y reducen hasta un 80% el consumo.

Evita el uso del modo “stand by” en la televisión, la computadora, la consola de videojuegos y cualquier dispositivo electrónico.

Desconecta el internet durante la noche o si te vas de fin de semana. Además de ahorrar dinero es mucho más sano. 

No te olvides que todos estos aparatos generan campos electromagnéticos y cuanto más neutralizados estén mejor.  

Pasillos 

Los pasillos. Haz que sean realmente zonas poco concurridas y despejadas. No los satures de iluminación o decoración. 

Distribuye plantas a lo largo del pasillo, dado que las zonas verdes generan bienestar.

Zonas comunitarias

El objetivo de crear estas zonas es conseguir que los vecinos convivan y compartan tiempo y quehaceres. 

Uno de ellos puede ser el huerto urbano, una propuesta de presente y futuro muy necesaria en los tiempos que vivimos. 

Finalmente, al contribuir de forma activa para hacer un cambio en la ecología desde nuestro hogar, estamos poniendo nuestro granito de arena para que el cambio sea a nivel global. Además enseñamos a nuestros hijos, con el ejemplo, la importancia de cuidar y mantener los recursos naturales para el futuro.

¿Quieres aprender más del tema? Asiste con nosotros en LGC Real Estate School y recibe un entrenamiento. Ven a nuestros seminarios, llámanos 55 53636140 o visitanos en FB https://es-la.facebook.com/LGCRealEstateSchool/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *